Empoderamiento

12 lecciones de vida para compartir con mi futura hija

September 12 2014
hija-main

Últimamente he estado pensando mucho en mi hija, la imaginaria, la que espero tener algún día. No es que este en lo más mínimo afanada en embarazarme mañana, es sólo que por primera vez y con creciente intensidad, tengo una vida en la que tener un hijo seria maravilloso (y complicado y enredado y aterrador) para un pequeño y para mi vida. Los momentos caóticos donde las ganas de traer una personita al mundo eran más un deseo primario de tener “una razón” por la cual vivir son una memoria aterradora. Sin embargo son todos los momentos vividos lo que me han hecho la persona que soy hoy en día y la que me permitirán darle estos consejos de vida a mi futura hija (los cuales ella seguramente ignorará en su gran mayoría, por que nadie aprende en cuero ajeno):

  • Saca de tu vida a cualquiera que no te haga sentir bien: todos somos seres humanos y metemos las patas de vez en cuando. Eso incluye decir un comentario demasiado honesto que hiere a la amiga que más queremos, faltar a una cita importante con la mamá o desaparecer de la vida de tu hermano justo cuando él te necesitaba, y está bien- en moderación. Tampoco hay que juzgar con rejo. Lo que no tiene sentido es llenar nuestra vida de personas que mal usan nuestro afecto, tiempo y energía. Si tu amiga no hace más que criticarte por quién eres lo que haces o dejas de hacer, realmente no es muy buena amiga. Tener un novio que no te valora y no ve lo especial que eres no tiene sentido. Seguramente tendrás excusas mentales para el comportamiento de todos estos personajes y personajas que no te aportan nada y mientras tanto cargarás con relaciones que no son positivas. Linda, just let go.

hija1

  • Nadie se muere de amor: Me gustaría evitar a toda costa que te rompan el corazón, tal vez saques un poco más de mi inteligencia y menos de mi emocionalidad y logres que así sea- la verdad siendo hija mía, lo dudo. Lo que si puedo decirte es que no te vas a morir sin el fulano ese. La primera vez que sientas resquebrajarse a tu corazón (estómago, piernas, cabeza y hasta sentido común) tu cuerpo gritará que no hay forma de que sobrevivas. Seguro escucharás canciones tristes y dejarás de comer, o tomarás demasiado trago o tratarás de buscarle reemplazo al tipo aquel para no sentirte sola. Nena, de amor no se muere nadie. Tú no lo harás. Puedo decirte que dejará de doler y que si el tiempo todo lo cura. Desafortunadamente también puedo decirte que puede que el corazón te lo rompan más de una vez. Espero que vayas acumulando experiencias para manejar el asunto cada vez mejor. (Este consejo realmente aplica para todos los momentos en que sientas que “el mundo se acabó”. No se acabo nena, todo pasa.)

hija 2

  • Borra la palabra dieta de tu vocabulario: Bien sea la dieta de la limonada (que estuvo muy de moda a principios de este siglo), la dieta Atkins o la dieta ___________ (mete acá el nombre de la que esté de moda cuando te de por pensar idioteces como que debes bajar 20 libras para ser feliz), ninguna sirve de nada. Las dietas son remedios temporales a asuntos más profundos. Si te sientes incómoda con quien eres, deberás reforzar tu autoestima y recordarte lo maravillosa que eres (eres maravillosa y no lo digo sólo por ser tu mamá). Si lo que buscas es parecerte a las imágenes de revistas, créeme cuando te diga que he visto de primera mano la cantidad de maquillaje, estilistas, dietistas, entrenadores personales y Photoshop que requiere lograr una imagen como esa. Tú eres tú y puedes darte lujo de amar cada uno de los rincones de tu cuerpo (par de estrías y gorditos incluídos). Ahora si lo que quieres es ser más saludable y comer mejor, ¡adelante! Edúcate, aprende sobre los nutrientes y calorías que necesita tu cuerpo, pero sobretodo disfruta de ti y de la comida- la vida es muy corta para andar sufriendo porque no eres un palillo.

hija 3

  • Cree en ti, por encima de todo: Si de chiquita querías como nada en la vida ser bailarina o ingeniera química, o trabajar para la NASA, dale con toda. Miles de factores cuando crecemos (el mayor de ellos el imaginario señor miedo) nos hacen desistir de nuestra pasión. ¿De qué crees que están llenas las fábricas de producción masiva? De gente con mucho miedo y poco ánimo con la vida. Cree en ti, define lo que te hace feliz, lo que quieres y ve por ello sin escuchar a nadie (ni a los miedos de tu mamá). Eso si creer no es suficiente, así que más te vale estar preparada a trabajar sin parar para llegar a tus metas. Forget wishful thinking.

hija 4

  • Ama pero no por encima de ti misma: Las fucking novelas (yes, I just said fuck) y las películas románticas- pero sobretodo las fucking novelas, nos tienen convencidas de que el “amor verdadero” lo sacrifica todo. Resulta que las únicas que nos tragamos el cuento somos las mujeres que seguimos dejando ir opciones laborales, becas de estudio, posibilidades de viaje, etc, etc…Por acomodar nuestra agenda a la del amor (aka, el señor de turno).El amor es un balance, un espacio de comunicación y de crecimiento. Si amas y eres amada, habrá una forma de armar planes en las que ambas personas puedan seguir con sus sueños y desarrollos personales. Tirar a la borda nuestra vida entera en nombre del “amor verdadero” es una estupidez generada principalmente por la sociedad patriarcal.

hija 5

  • Ve las cosas por lo que son, no por lo que desearías que fueran: Si no te llama cuando dice que te va a llamar, no le importas tanto como te gustaría creer. Si estás esperando a que se gradúe de la universidad para que ahí sí sea el hombre de tus sueños, estás viviendo una fantasía. Las cosas son lo que son, no lo que queremos que sean ni lo que dicen ser.

hija 6

  • Crea tu propio estilo: Tal vez te de por ser gótica (de pensarlo me sangran los oídos), hip hopera o punk. Cuando te canses de andar siguiéndole la comba a todo el mundo, ponte encima ropa que hable de quién eres tú. No conozco una sola persona admirable cuyo estilo se guíe por las siempre variantes y caprichosas tendencias. Lo menos que quieres es llenar tu closet (y tirar tu plata) en ropa que no te podrás volver a poner en un año porque ya “no está de moda”. La maravillosa Coco Chanel lo dijo mejor que mami “la moda es pasajera, el estilo dura para toda la vida”.

hija 7

  • En cuestión de sexo: mami escribe de sexo, así que espero que podamos hablar del tema abiertamente sin que te de vergüenza (tranquila los detalles puedes guardártelos para ti misma). Un par de cositas que me parece importante que tengas en cuenta: no tengas sexo cuando no quieras, bajo ninguna circunstancia y menos por complacer a tu pareja. Expresa lo que te gusta y escucha a tu pareja sobre sus gustos para que ambos tengan una vida sexual plena. Usa condón, siempre, siempre, siempre usa condón. Sino tienes condón aguántate las ganas. Si quieres dejar de usar condón con tu “novio de toda la vida”, háganse las pruebas de VIH y STD y decidan qué método de planificación van a usar.

hija 8

  • Como la familia no hay nada: Nacerás en una familia bien particular, llena de personajes con esqueletos, que digo esqueletos, monstruos debajo de la cama, en el closet y sobretodo en sus mentes. No somos perfectos pero somos maravillosos cada uno a nuestra manera. De lo que si puedes estar segura es que nadie will have your back como tu familia. Tendrás amigos, tendrás amores, tendrás compañeros y todos ellos serán valiosísimos pero si un día terminas en una ratonera después de haberte bebido hasta el agua de florero en una boda, sin saber quién es el señor roncador que está al lado tuyo y sin un peso para llegar a tu residencia…Siempre podrás llamar a mamá, papá, los abuelos o los tíos. No matter what, we will always have your back.

hija 9

  • Haz preguntas: Si no sabes no te quedes con la duda. Evita pretender que lo sabes todo pero abre la opción de aprender de todo. Si alguien no tiene la respuesta búscala tu misma. Hoy día vivo bien agradecida con el dios Google.

hija 10

  • No te tomes las cosas personales: De nuevo, espero que en cuestiones de sensibilidad salgas un poco más como…¿tu tío? O por lo menos como yo pero en versión past 30. Tu jefe te gritará (y tendrás ganas de ahorcarlo), alguna de tus amigas se desaparecerá del mapa cuando encuentre al milésimo amor de su vida, tu vecina hará comentarios racistas. No te lo tomes personal. La mayoría de los insultos y malas vibras que bota la gente (tú y yo incluidas) tiene todo que ver con ellos mismos y poco o nada que ver con el receptor del momento. Ahora, si metiste las patas, asúmelo.

hija 11

  • Mira el vaso medio lleno: La vida tiene jodidas pero también tiene cosas maravillosas y soy fiel creyente (por experiencia en este cuero) de que la felicidad es una elección. Ojalá no seas una de esas desesperantes personas que se monitorean los pensamientos porque sólo aspiran ser “seres positivos y de luz.” De vez en cuando está bien tirarse en una cama a putiar nuestra mala suerte y a odiar a la humanidad. Sólo trata de que no sea por mucho tiempo, por que ni la jodida humanidad, ni tu mala suerte van a cambiar con tu negativismo.

hija 12

Si todo lo demás falla piensa que hay mujeres que se tatuaron el nombre de su ex (cuando era el príncipe azul) en una teta.

Much love,

Mami